Cómo salir de un laberinto. Método de la mano derecha

Laberinto

Seguro que has visto numerosos laberintos y alguna vez has intentado salir de uno de ellos. Pero, ¿usaste el método apropiado? O acaso fue pura casualidad por ensayo y error. En este artículo vas a aprender cómo salir de cualquier laberinto lineal como el de la imagen y, verás que es tan sencillo que jamás se te va a olvidar. Palabra

El método de la mano derecha

Este algoritmo es muy sencillo y únicamente requiere hacer una cosa: No separar tu mano derecha de la primera pared que encuentres.

De esta manera, teniendo siempre una pared a nuestra derecha y recorriendo toda su superficie caminaremos hasta que lleguemos a la salida.

¿Por qué funciona?

Laberinto

Cuando tenemos un laberinto lineal, a pesar de visualmente observar numerosos caminos y pliegues, realmente una vez que hemos entrado si desplegásemos cada una de las paredes interiores obtendríamos un único camino.

Muestro un ejemplo a continuación, siendo en negro las paredes y en rojo todas las superficies interiores. Desarrollando cada una de dichas superficies llegamos a obtener un único camino, siendo cada una de las paredes la solución de aplicar el método de la mano derecha o la mano izquierda.

Desarrollo 1 de superficies
He desarrollado únicamente lo redondeado en rosa
Desarrollo 2 de superficies
Obtenemos un único camino

El tiempo que tardaremos en recorrer el camino será proporcional a la longitud de dichas rectas.

Limitaciones

Lamentablemente es un algoritmo bastante básico (No tiene ninguna realimentación básicamente) y como tal está limitado a laberintos en los que no se empleen circuitos aislados del resto de paredes.

Además, comparándolo con otros algoritmos es el más lento.

Otro algoritmo: Algoritmo de Tremaux

Desarrollado por un ingeniero francés llamado Charles Tremaux. Consiste en:

  1. Marcamos todo el camino que llevamos y nunca volvemos a pasar por el mismo camino (Sólo para retroceder.
  2. Al llegar a un cruce tomamos cualquier camino que no hayamos tomado anteriormente.
  3. Si siguiendo un camino llegamos a un callejón sin salida o a un cruce por el que ya habíamos pasado anteriormente, retrocederemos hasta el cruce anterior y tomaremos un camino diferente.

No es un algoritmo difícil de memorizar aunque es necesario poder marcar los caminos que hemos ido tomando. Su principal ventaja respecto al método de la mano es la posible reducción drástica del tiempo de resolución.

Laberinto de prueba

Dejo aquí este sencillo laberinto para que probéis ambos métodos. ¿Sois capaces de elaborar un método mejor?

Ejemplo

2 comentarios en “Cómo salir de un laberinto. Método de la mano derecha”

  1. Hay varios métodos, el más eficiente; siempre que sea válido (en la resolución de problemas con tiempo y test psicológicos es válido), es el método Peralba, consiste en empezar el laberinto por el final y buscar a modo de lectura diagonal el comienzo del laberinto.

    Responder
  2. Muchas gracias por su respuesta.

    Efectivamente, la forma más rápida de resolver el laberinto (Siempre que sea válido como usted dice en el caso de minijuegos o test psicológicos) es comenzando desde el final. No sabía que ese método se llamaba así.

    Un saludo

    Responder

Deja un comentario